Blog

  • LOS 7 PUNTOS DEL MAL CERTIFICADO ENERGÉTICO

     Cada vez son más sonados los casos de certificados de eficiencia energética fraudulentos, inventados, o simplemente, de mala calidad. Solo hace falta echar un vistazo a la oferta inmobiliaria para ver la cantidad de viviendas con calificación energética G, cuando el porcentaje que merece esta calificación es menor, para darnos cuenta de que muchos certificados se están haciendo incorrectamente. Desde certificante.com, donde apostamos por un CERTIFICADO DE CALIDAD, analizamos las claves para detectar si un certificado está bien hecho. Lo hacemos sin entrar en las tripas de los certificados, sino desde el documento final que llega al usuario.

     Las claves que se van a dar de aquí en adelante no son sinónimo de un certificado “pirata” o mal elaborado, pero si son deficiencias, que vemos comúnmente, y que si se acumulan en un certificado dan muestra de la baja calidad del mismo.

     Algunas de estas claves parecen muy obvias, pero, de una manera sencilla, pueden ayudarnos a detectar errores importantes.

     

    Los 7 puntos:

    1. Superficie construida ≠ superficie habitable:

    Normalmente, el dato que tenemos sobre el área de nuestra vivienda es el de los metros construidos. Sin embargo, para realizar los cálculos correctamente, en un Certificado de Eficiencia Energética debemos utilizar un área menor a la anterior, ya que se ha de descontar los metros ocupados por muros, tabiques y otros elementos. De esta forma, al ver los metros de vivienda que aparecen en el certificado (Imagen 1), comprobamos si se ha tenido en cuenta lo anterior.

    (Imagen 1)

    1. Numero de fachadas ≥ numero de orientaciones:

     Una característica principal en la definición de un muro de fachada es la orientación del mismo, por lo que si nuestra vivienda tiene tres orientaciones, en el certificado, como mínimo, deben aparecer tres fachadas diferentes ya que las condiciones de cada una dependen directamente de la orientación (Imagen 2). Sin embargo, sí podemos encontrar varias fachadas que compartan orientación ya que pueden estar cubiertas por distintas sombras.

    1. Cálculo rápido del área total de las fachadas A= b x h

     La cantidad de superficie que tenemos expuesta al exterior está definida por las fachadas que aparecen en el certificado. Una forma muy sencilla de comprobar  si el certificado corresponde con nuestra vivienda, es comprobar nosotros mismos si el área de fachada es correcta. Con un cálculo sencillo de “alto por ancho” podemos obtener los metros de muro exterior de nuestra vivienda para comparar.

    1. Muros de papel de fumar. Transmitancias muy altas

     Si nuestra vivienda tiene un muro de fachada “normal” superior a 22 o 23 centímetros, difícilmente tenga una transmitancia menor a 2 W/m2K. En ocasiones encontramos certificados donde aparecen muros con transmitancias de 3 W/m2K, esto se debe a que se ha introducido el tipo de muro, al realizar el certificado, “por defecto” (Imagen 2).  El software que se utiliza para la certificación energética da esta opción, y no siempre está mal su uso, pero en el caso de los muros, estos valores se alejan mucho de los reales y la calificación de nuestra vivienda queda penalizada.

    (Imagen 2)

    1. Instalaciones mal definidas.

     En este tema es más complicado detectar el error viendo el documento final, pero si hay formas de intuirlos. Al igual que ocurre con los muros, en ocasiones la maquina que se introduce en el cálculo se aleja demasiado del comportamiento real que puede tener nuestro equipo.  Un error muy común es el que encontramos en algunos certificados donde la vivienda cuenta con un sistema de agua caliente sanitaria comunitaria con depósitos de acumulación. El error lo detectamos cuando, siendo un sistema de calderas relativamente moderno, las emisiones de ACS son muy altas. La causa de dicho error es que se ha asignado un depósito de acumulación de “mil litros” a una vivienda de 60 m2 (al no ajustarse el factor de repetición). En las imágenes (Imagen 3) y (Imagen 4) observamos como varía una calificación energética entre una vivienda donde se introducen los equipos de forma correcta (Imagen 3) y la misma donde se hace de forma incorrecta (Imagen 4).

    (Imagen 3)

    (Imagen 4)

     

    1. Mejoras que no mejoran:

     Este tipo de error lo encontramos habitualmente en muchos Certificados de Eficiencia Energética. Estas mejoras son las que elevan la calificación de la vivienda, pero realmente no están afectando a la reducción de las emisiones reales. Un caso muy común es el de introducir una bomba de calor para calefacción cuando la vivienda cuenta con un sistema de calefacción comunitaria. De esta forma, los gastos y las emisiones se duplicarían ya que por instalar un sistema individual no se va a dejar de consumir energía del sistema comunitario.

    1. Mejoras imposibles:

     También es muy común encontrar mejoras que no se pueden acometer de forma individual, como la sustitución de equipos comunitarios o la adición de aislamiento térmico a la fachada por el exterior. Son mejoras que efectivamente optimizan el comportamiento energético de la vivienda pero que no se pueden aplicar en una vivienda individualmente. Esto no quiere decir que, además de las mejoras individuales, se puedan proponer mejoras PARA EL EDIFICIO COMPLETO ya que suelen ser muy eficaces.

     

     Estos puntos nos pueden dar una orientación a la hora de ANALIZAR EL CERTIFICADO ENERGÉTICO QUE HEMOS OBTENIDO y nos ayudan a entender lo que se expone en el mismo. Algunos de ellos pueden parecer absurdos, pero la simple comprobación nos puede permitir detectar con qué nivel de fidelidad se está analizando nuestra vivienda. En cualquier caso, para comprobar que un Certificado de Eficiencia Energética está mal hecho se necesita un análisis más exhaustivo. Como siempre, nuestra intención desde certificante.com es promover una Certificación Energética de calidad.

     

    Andrés Toledo

  • ← Siguiente Post Post Anterior →
  • Comentarios sobre este post (3 comments)

    • arnau dice...

      Andres muchas gracias por el blog me sirve de ayuda. Estoy realizando un trabajo de fin de carrera sobre el certificado de eficiencia energetica me gustaria contactar con vuestra empresa para informarme mas a fondo de la problematica existente.

      On May 10, 2015

    • Luis Miguel dice...

      Pero entonces como debo introducir los datos de los depositos de acumulaccion cuando son calderas de ACS y calefaccion comunitarias, y tienen depositos de acumulaccion?

      On April 14, 2015

    • ANDRES TOLEDO dice...

      Artículo que de forma muy sencilla te puede ayudar a interpretar si tu certificado energético ha sido hecho con mimo o no. Merece la pena echarle un vistazo, lo ha escrito un auténtico comandate de la certificación energética, Eugenio Caffarena!

      On March 19, 2014

  • ¡Tu opinión es muy importante!