Blog

  • Energía primaria y energía final en el CERTIFICADO ENERGÉTICO

    En el post anterior hablamos de cómo el CERTIFICADO ENERGÉTICO entiende el edificio objeto de estudio como un sistema energético cuyo consumo energético es el cociente de la demanda de energía y el rendimiento del sistema. Pero no podemos olvidar que el concepto desde el que partimos para que ello sea posible es la ENERGÍA: Energía primaria y energía final.

    La energía primaria es aquella que proviene de una fuente disponible en la naturaleza, mientras que la energía final es la que consumimos en nuestros edificios y que por tanto procede de la transformación de la energía primaria.

    Relación energía primaria-energía final

    La ley de conservación de la energía postula el famoso principio de que “la energía ni se crea ni se destruye, solo se transforma”.

    Sin embargo, aunque la energía siempre es la misma, ésta no tiene el mismo “formato” es decir, existen distintos tipos de energía (eléctrica, térmica, cinética, etc.), dicho de otro modo, no toda la energía interna de un recurso natural en bruto puede ser aprovechada, y es la eficacia de los distintos sistemas de producción la que nos permite un mayor o menor aprovechamiento de los de la energía disponible en la naturaleza.

    La electricidad como energía final

    Así, en el CERTIFICADO ENERGÉTICO encontramos un apartado donde ver de forma práctica el concepto de energía primaria entendida como la energía consumida por el edificio procedente de fuentes renovables y no renovables que no ha sufrido ningún proceso de conversión o transformación (medida en kWh/m2 año).

    Energía primaria como energía consumida

     

  • ← Siguiente Post Post Anterior →
  • ¡Tu opinión es muy importante!