Blog

  • Emisiones CO2 asociadas al CERTIFICADO ENERGÉTICO

    Calificación energética en función de las emisiones CO2

    Del anterior post podemos extraer una primera clasificación de las energías primarias en renovables y no renovables,  y con ello adentrarnos de lleno en el apartado de emisiones asociadas a cada tipo de combustible.

    En realidad este es el punto determinante de la calificación energética que puede alcanzar un edificio ya que, al contrario de lo que se puede pensar, el objetivo último de  la normativa no es  poder estimar el consumo energético del edificio, sino el tipo de energía primaria consumida y su conversión  en kilogramos de CO2 no renovables emitidos a la atmósfera.

    El principio que rige la escala de CERTIFICACIÓN ENERGÉTICA es sencillo: cuanto más COproduzcamos, menor calificación energética obtendremos, estableciendo la normativa un límite de producción de CO2  por encima del cual el edificio no debe estar.

    Para el cómputo de emisiones de CO2 se emplean los coeficientes de paso de energía final (KEmision CO2), tabulados como se muestran a continuación:

    Emisiones CO2 en función del combustible

    Emisiones CO2 en función de la tarifa eléctrica

    La conversión de energía final a producción de COobedece a la siguiente relación:

    Emisiones CO2 resultante

    De los datos anteriores, y teniendo en cuenta que a mayor producción de CO2 peor es la calificación energética, podemos extraer varias conclusiones:

    • La energía final que más CO2 produce es la eléctrica en cualquiera de sus formas, por lo que su empleo está muy penalizado de cara a obtener buena certificación energética.
    • El uso de energías renovables disminuye la producción de CO2 y por tanto su uso es recomendable en aquellos edificios que pretendan optar a las calificaciones energéticas más elevadas (A ó B).

    Conclusión de emisiones

  • ← Siguiente Post Post Anterior →
  • ¡Tu opinión es muy importante!