La certificación energética o el viaje al futuro

El condensador de fluzo, sí ese invento que permitía a Doc y Marty McFly volar del presente al pasado; y de ahí al futuro; y de ahí al un pasado paralelo… es la flamante medida correctora de nuestro CERTIFICADO ENERGETICO. ¡Cuidado que está registrado!

Sí, nos encontramos con inmuebles en los que una vez tomados los datos minuciosamiente, realizados los cálculos necesarios, incorporados los patrones de sombra, personalización de muros, carpinterías, vidrios, puentes térmicos y demás… lo calificamos con la letra que le corresponde… y a la hora de proponer una mejora, te das cuenta de que el problema radica en el origen y que no hay medida dentro de esa vivienda que garantice una mejora cuantitativa notable. ¡Y tienes que terminar el certificado de eficiencia energética dando una solución de mejora energética!

Vamos, que multitud de viviendas y locales pertenecientes a bloques y edificios difícilmente pueden ser «mejorables» en cuanto a su calificación salvo por una «intervención en el pasado». Es decir, una intervención de origen en la construcción del edificio, una vuelta al pasado para aconsejar al promotor, arquitecto y constructor del momento qué medidas tomar.

Y es que no hay mejores medidas correctoras para el fomento de ahorro y la responsabilidad energética que las globales. Así que, o bien convencemos a todos los propietarios para hacer certificaciones energeticas completas de edificios y por lo tantos medidas de corrección gobales o cogeremos nuestro flamante Delorean y ¡¡¡a volar!!!

“Supongo que ustedes no están preparados para esta música. Pero a sus hijos les encantará.”
MICHAEL J. FOX como  Marty McFly en Regreso Al Futuro.

¡La certificación energética, un vuelo directo al futuro!

Andrés Toledo, director Certificante.com


Vídeo de autoría y propiedad de los autores

Certificación energética y tu certificado energético en Certificante.com